Cómo mantener la distancia de seguridad

Si lo haces bien, las probabilidades de que sufras un accidente grave se reducen exponencialmente

0

Si sabes cómo mantener distancia de seguridad correcta con el coche que te precede, las probabilidades de que sufras un accidente grave se reducen exponencialmente. Aún así, la mayoría de conductores no la respeta. ¿Lo harían si conocieran las consecuencias de no hacerlo o supieran que en realidad les harán falta muchos más metros para poder frenar a tiempo?

No guardar la distancia reglamentaria de seguridad puede tener graves consecuencias. En última instancia, puede provocar colisiones en cadena: el simple frenazo de un vehículo, en condiciones de tráfico denso, se transmite caravana atrás como un efecto dominó.

Pero, ¿qué se entiende por distancia de seguridad? Según la Dirección General de Tráfico (DGT), la norma establece que todo vehículo que circule detrás de otro habrá de hacerlo a una distancia que le permita detenerse en caso de frenazo brusco, sin colisionar con él, teniendo en cuenta especialmente la velocidad, las condiciones de frenado y adherencia.

De igual modo la distancia que les separe en caso de adelantamiento, deberá ser tal que permita al que a su vez le siga adelantar con total seguridad.

La apreciación de la distancia resulta a veces difícil de establecer, si bien una sencilla operación nos puede dar una idea de la distancia a guardar, como es calcular aproximadamente 0,5 metros por cada kilometro/hora de velocidad, con lo que si circulamos a 120 km/h la separación que debemos guardar será de 60 metros.

En cualquier caso la distancia de seguridad deberá adecuarse a las condiciones de la vía y a las condiciones climatológicas, las cuales determinaran la distancia aconsejable para circular con total seguridad.

De forma práctica, para el cálculo de la “distancia de seguridad” en calzadas secas, podemos aplicar la Regla del Cuadrado, que engloba las distancias por tiempo de percepción y reacción a una velocidad determinada.

 

Ejemplos de “distancia de seguridad” en calzadas secas:

  • A velocidad de 50 km/h: Distancia de Seguridad = Regla del Cuadrado = 52 = 25 metros.
  • A velocidad de 90 km/h: Distancia de Seguridad = Regla del Cuadrado = 92 = 81 metros.
  • A velocidad de 100 km/h: Distancia de Seguridad = Regla del Cuadrado = 102 = 100 metros.
  • A velocidad de 120 km/h: Distancia de Seguridad = Regla del Cuadrado = 122 = 144 metros.

La “distancia de seguridad” en calzadas mojadas será el doble que en las de calzadas secas.

Ejemplos de ‘distancia de seguridad’ en calzadas mojadas:

  • A velocidad de 50 km/h: Distancia de Seguridad en calzadas mojadas = 2×52 = 50 metros.
  • A velocidad de 90 km/h: Distancia de Seguridad en calzadas mojadas = 2×92 = 162 metros.
  • A velocidad de 100 km/h: Distancia de Seguridad en calzadas mojadas = 2×102 = 200 metros.
  • A velocidad de 120 km/h: Distancia de Seguridad en calzadas mojadas = 2×122 = 288 metros.

Mantener una distancia de tres segundos, el tiempo que se utiliza para realizar una frenada de emergencia, es la recomendada por la Dirección General de Tráfico para prevenir accidentes en la carretera. Si un vehículo circula a 120 kilómetros por hora, en tres segundos recorrerá algo más de 100 metros, la equivalente a la longitud de un campo de fútbol, y por lo tanto esa puede ser la referencia para calcular la distancia de seguridad necesaria.

UN  TRUCO.

Medir las distancias, sobre todo si se está conduciendo, no es fácil. Un buen truco es buscar un punto de referencia (un árbol, un poste, una señal) y cuando lo rebase el vehículo que te precede, cuenta mentalmente: «mil ciento uno, mil ciento dos». Esto equivale a unos dos segundos. Si has llegado antes de terminar a ese punto, debes aumentar la distancia de separación. Otra referencia son dos rayas de las líneas discontinuas en carretera.

CONSECUENCIAS

Si te pillan, la consecuencia inmediata es la pérdida de tres puntos y el pago de una multa de hasta 300 euros. Pero lo más grave es que puedes sufrir un accidente o, por lo menos, llevarte un buen susto.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.